Diario Vasco

Salamanca, 21 may (EFE).- El Programa Iberoamericano de Movilidad Académica, conocido como "Erasmus Iberoamericano", presentará en dos meses su nueva plataforma de oferta de intercambio universitario, que tiene el objetivo de ayudar a que más de 200.000 estudiantes puedan completar algún curso en el extranjero hasta 2020.

En una entrevista con la Agencia EFE, antes de participar hoy en Salamanca en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia que conmemora el Octavo Centenario de la primera universidad española, la responsable de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Rebeca Grynspan, ha destacado la importancia de la internacionalización universitaria para conseguir los objetivos de la región.

"Estamos en el camino correcto", ha asegurado la dirigente costarricense, convencida de que la participación de 800 universidades para fomentar la movilidad de estudiantes, profesores e investigadores va a dar frutos en el futuro, también en el ámbito laboral, ya que la formación en el extranjero es un aliciente en términos de conocimiento y experiencia.

Este programa de movilidad arrancó en 2016 y desde su inicio se ha producido un incremento del 30 por ciento de participantes, hasta llegar a los 50.000 en dos años: "No es suficiente pero es más de lo que teníamos y ha habido una revitalización" que Grynspan espera que se acentúe con las nuevas herramientas y acuerdos.

Sobre su participación en el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia, con la presencia de más de 700 rectores y representantes académicos de 26 países, la secretaria general ha considerado que se trata de una "gran oportunidad para el intercambio de ideas, aunar criterios respecto al papel de la educación superior y los cambios que tienen que producirse para el mundo que viene".

"Educar para un mundo que no sabemos cómo va a ser" es el reto que Grynspan cree que deben afrontar las universidades, ante una "cuarta revolución industrial" que genera un "ataque de pánico" en el ámbito laboral por la percepción de que la inteligencia artificial y la robotización puede sustituir la participación humana en los procesos productivos.

La formación continua, con trabajadores, empresas y universidades conscientes de que tendrán que ir de la mano para reciclar sus conocimientos a lo largo de su vida laboral, es clave en opinión de Grynspan, quien ha confiado en que las nuevas tecnologías "no sustituirán ocupaciones sino tareas", que se verán potenciadas y requerirán la participación de las personas.

Al echar un vistazo al programa del Encuentro y los participantes, ha confesado que siente "el dolor de siempre" al comprobar el "déficit de representación" que tienen las mujeres en este y otros ámbitos, ya que únicamente el 25 por ciento de las ponentes serán mujeres.

"Muy pocas rectoras...", ha lamentado Grynspan, quien ha adelantado que en su intervención hará alusión a la iniciativa de un grupo de profesores universitarios de Ciencias Sociales, denominada "No Sin Mujeres", que preconiza una mayor presencia de mujeres en las mesas de debate y conferencias académicas y promueve que los hombres cedan su puesto para garantizar que al menos una mujer toma la palabra en cada foro.

Grynspan ha llamado a hacer "un esfuerzo colectivo para lograr una representación paritaria y equitativa de las mujeres en estos foros".

En términos generales, la dirigente de la Segib ha destacado el avance "excepcional" que se ha producido en temas paritarios en los países iberoamericanos y ha puesto como ejemplo su país, Costa Rica, donde las mujeres representan el 54 por ciento del Gobierno y el 46 por ciento del Parlamento.

Ha destacado que esta realidad no es fruto de la casualidad, sino de ir "afinando" la apuesta por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres que su país hizo en los años 80 con la aprobación de una ley sobre esta materia.