Diario Vasco

Málaga, 18 may (EFE).- La Guardia Civil ha intervenido más de 7,5 toneladas de hachís en una operación en la que han sido detenidas diez personas que se dedicaban supuestamente a introducir grandes cantidades de esta droga en España a través de la costa de Málaga y del Campo de Gibraltar.

En la actuación, que se inició a primeros de año, se ha desarticulado parte de la infraestructura que usaba la red para llevar a cabo los alijos con embarcaciones de alta velocidad y se han recuperado diez vehículos que habían sido robados y que se utilizaban para cometer los delitos, así como tres armas de fuego, según ha informado hoy el instituto armado en un comunicado.

Los agentes detectaron una organización criminal que tenía como centro de operaciones la costa de Manilva y Estepona (Málaga), por lo que establecieron un dispositivo de vigilancia que permitió entre enero y mayo la aprehensión de 4.200 kilos de hachís, así como la detención de siete personas, la intervención de un arma de fuego y la recuperación de seis vehículos.

Durante la investigación, la Guardia Civil localizó en el Puerto de la Duquesa, en Manilva, la infraestructura empleada por la red para llevar a cabo el repostaje de combustible en alta mar y el cambio de tripulación de las embarcaciones.

Allí se intervinieron dos embarcaciones de alta velocidad, una de ellas con 550 litros de gasolina repartidos en veintidós garrafas.

Posteriormente se llevaron a cabo nuevas intervenciones, la primera con dos detenidos por transportar muestras de droga que ofrecían a potenciales clientes, y la recuperación de un coche.

La actuación más reciente fue un nuevo alijo de droga en la bahía de Cádiz que llevó el pasado día 14 a los investigadores hasta una finca ubicada en Los Barrios.

En esta vivienda, que la red utilizaba como "guardería" de la droga, los agentes hallaron 3.300 kilos de hachís en un zulo practicado detrás de una pared de la cocina de la vivienda.

En el registro se intervinieron además tres vehículos robados, dos armas de fuego y se detuvo a una persona, que era la encargada de custodiar el estupefaciente.

En este operativo policial han participado agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga y Algeciras, así como del Grupo de Acción Rápida del instituto armado.