Diario Vasco

París, 18 may (EFE).- El Gobierno francés anunció hoy que ha sancionado a tres redes de aprovisionamiento del Centro Sirio de Estudios de Investigaciones (CERS), al que considera el principal laboratorio de concepción y fabricación de armas químicas del régimen de Bachar al Asad.

En un comunicado conjunto, los ministros de Exteriores, Jean-Yves Le Drian, y de Economía, Bruno Le Maire, precisaron que las redes están formadas por tres personas y nueve empresas que han sido designadas por su implicación en la investigación y/o en la adquisición para el CERS de material que sirve para el "desarrollo de las capacidades militares químicas y balísticas" de Siria.

Estas sanciones se hicieron públicas coincidiendo con la reunión internacional que Francia organiza ayer y hoy en París "contra la impunidad de la utilización de armas químicas".

De hecho, Le Drian presidirá esta tarde la sesión ministerial de esta reunión a la que se han asociado 33 Estados para subrayar "su rechazo de la impunidad de los que utilizan o desarrollan armas químicas en todo el mundo".

Las autoridades francesas hicieron hincapié en que tras casi 20 años durante los que las armas químicas habían desaparecido, su emergencia en Irak, en Siria, en Asia o en Europa "en manos de actores estatales y no estatales" requiere "una movilización resuelta de la comunidad internacional".

Francia participó, junto con Estados Unidos y el Reino Unido, en el bombardeo el pasado 14 de abril de instalaciones supuestamente dedicadas a las armas químicas del régimen de Al Asad.

Esos tres países reaccionaban así a los ataques químicos que reprochan a las fuerzas del presidente sirio contra la oposición, el último el 7 de abril en Duma, en las proximidades de Damasco.