Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- Entre 900 y 1.000 interinos de la Administración pública madrileña se han congregado hoy frente a la sede de la Asamblea de Madrid para defender que se tenga en cuenta la antigüedad en las oposiciones que el Gobierno central pretende llevar a cabo para contratar a nuevo personal.

En un manifiesto, la Plataforma de Interinos, Temporales y Estatutario Eventuales ha exigido que la Administración reconozca "de oficio" el fraude de ley de todos los trabajadores públicos que llevan más de 24 meses contratados dentro de un periodo de 30, tal y como ocurre con los indefinidos no fijos.

Igualmente, han pedido que se paralicen las ofertas de empleo y las convocatorias de oposiciones que incluyen las llamadas "plazas de estabilización" que afectan a las personas hasta que se regularice su situación laboral, así como la creación de una Ley Orgánica que tenga en cuenta el concurso de méritos basado en el cómputo de la antigüedad como único mérito objetivo de valoración.

Según el portavoz de la plataforma, Alfonso Fermín, "ha habido contratos bajo fraude de ley, y la justicia europea ha criticado eso", por lo que ha instado a la Administración a que no haga uso de las oposiciones porque perjudicará a la gente que lleva "10-15 o hasta 20 años" trabajando de funcionario, que se podrían "quedar en la calle".

Ha denunciado que estas personas "no parten con las mismas opciones que los chavales más jóvenes", ya que estos han tenido más tiempo para prepararse unas oposiciones, algo de lo que no dispone "un padre o madre de familia".

Fermín ha reconocido que hace falta "más personal" en el cuerpo de funcionarios públicos, por lo que ha negado que quieran impedir la oposición, sino que han pedido que los que están, "se queden", y ya luego se haga una "oposición extraordinaria" para contratar a nuevos trabajadores.

Por su parte, un trabajador del ámbito sanitario afectado ha criticado que los sindicatos y la Administración "están tergiversando el mensaje" para hacer creer a los trabajadores que la antigüedad y la oposición cuentan "de manera conjunta", algo que no es así.

"Hay compañeros que llevan 30 años trabajando como temporales y se ven ahora, con 60 años, en una situación de precariedad y teniendo que presentarte a una oposición compitiendo con gente más joven; esa persona ya no trabaja en ningún sitio", ha explicado este funcionario.

El portavoz de los trabajadores ha adelantado que han enviado "escritos" a los diferentes partidos políticos de la Asamblea de Madrid y que solo Podemos y el PSOE les han respondido.

Es más, con el partido morado se han reunido hoy después de que los diputados del grupo parlamentario de Podemos Carmen San José, José Manuel López, Mónica García y Elena Sevillano se hayan acercado adónde se encontraban los manifestantes.

La policía ha tenido que cortar parte de la calle de Pablo Neruda debido a la afluencia de trabajadores, que coreaban consignas como "¡Los que están se tienen que quedar!" o "No fraude de ley, stop despidos".