Diario Vasco

Alcorcón , 17 may .- Dani Toribio, centrocampista y capitán del Alcorcón, mandó un mensaje de positivismo a falta de tres jornadas para acabar el campeonato, en la que se juegan la permanencia en Segunda, y declaró que "lo que queda es para valientes" y dada su situación deben "gestionar las emociones".

El Alcorcón, en plena lucha por la permanencia, tiene 45 puntos, tres más que el Córdoba, que es el que marca el descenso. Una derrota frente esta jornada frente al Rayo, si ganara el equipo andaluz, le situaría entre los últimos cuatro de la clasificación.

"Esto es el fútbol y por desgracia hay campañas malas y otras brillantes porque la Segunda es una competición muy igualada. Es importante estar siempre fuerte y alegre porque a mucha gente le gustaría estar donde estamos", dijo Toribio.

"Creo que el fútbol no ha sido justo con el equipo. Hemos tenido muchísimas ocasiones para adelantarnos en los partidos o llevarnos la victoria y no ha habido suerte. Lo que queda es para valientes y solo hay que mirar hacia delante y gestionar las emociones", confesó el futbolista gerundense, esperanzado en que finalmente lograrán la permanencia.

"Estoy convencido de que al final todo va a salir bien y conseguiremos la permanencia. Todos estamos juntos y eso es lo que nos va a llevar al éxito", señaló.

Toribio, capitán del conjunto alfarero, entró hace dos semanas en el selecto club de los centenarios con el Alcorcón.

Desde que el Alcorcón llegó al fútbol profesional en 2010 con el ascenso a Segunda solo diez jugadores han logrado ser centenarios con la camiseta alfarera. En este periodo de ocho años el que más partidos atesora es Ángel Sánchez, con 154, seguido de Fernando Sales y Rubén Sanz, ambos con 149. Toribio ya lleva 102.

"Me quedaría con el último partido de mi primera temporada, cuando nos enfrentamos al Elche y estuvimos a punto de entrar en promoción. También destacaría el día del UCAM, la temporada pasada. Fue algo mágico y nuestra afición estuvo increíble. Pero sobre todo me gusta quedarme con todo lo vivido a lo largo de las temporadas, tanto con lo bueno como con lo malo, porque de todo se aprende", concluyó.