Diario Vasco

Guarda , 17 may .- La ciudad amurallada portuguesa de Almeida, en la línea de frontera con España, celebrará a partir de este viernes una fiesta histórica para recordar la invasión napoleónica de hace dos siglos, conocida en la zona como "La Francesada".

Las celebraciones, que se extenderán durante la jornada del sábado, día 19, girarán en torno a la explosión del Castillo de Almeida, que tuvo lugar un 26 de agosto de 1810, cuando el ejército francés que dirigía desde el lado español (en Salamanca) el general Massena alcanzó con su artillería un polvorín que provocó la caída del castillo, un emblema de la defensa portuguesa en la frontera.

La recreación de estos hechos históricos, el relato de pequeñas historias y leyendas en torno al asedio de los franceses, la gastronomía de aquella época, junto con actuaciones musicales y mesas de debate, centran el programa de actos.

También habrá narración de cuentos y visitas guiadas para los turistas que se acerquen hasta esta ciudad que hace frontera con la comarca española de Ciudad Rodrigo (Salamanca).

Además, el Museo Histórico Militar de Almeida acogerá desde mañana una exposición titulada "El teniente-rey Francisco Bernardo da Costa y Almeida y su injusta condenación".

Esta muestra relata cómo el citado teniente, al frente de las tropas aliadas de Portugal e Inglaterra, luchó contra Massena y, "por cometer flaqueza y mostrar desánimo", como rezan algunos documentos oficiales, fue condenado a muerte tras el episodio de la explosión del Castillo de Almeida en 1810.

La noche del viernes contará con un encuentro cultural en el recinto amurallado de la localidad, desde el que se narrarán cuentos y se entonarán canciones de la época.

Ya el sábado, habrá juegos de simulación del asedio de las tropas de Massena y se servirá un pícnic amenizado con danzas "ochocentistas".

Los actos concluirán por la noche con dos visitas guiadas por el recinto amurallado de Almeida, cuya fortaleza, de estilo barroco y con forma estrellada de doce puntas, tiene 2,5 kilómetros de perímetro y fosos con hasta 12 metros de anchura.