Diario Vasco

Seúl, 17 may (EFE).- Corea del Norte dijo hoy que no reanudará las reuniones con el Sur mientras continúe con sus ejercicios militares con Washington, después de cancelar un encuentro de alto nivel y de decir que se está replanteando la cumbre con EEUU.

"A menos que se solucione la grave situación que llevó a romper los contactos de alto nivel, no será fácil sentarse cara a cara de nuevo con el actual régimen de Corea del Sur", aseguró Ri Son Gwon, que dirige el Comité para la Reunificación Pacífica de Corea, según recogió la agencia estatal KCNA.

Pyongyang notificó a Seúl el miércoles que cancelaba la reunión de alto nivel planeada para ese mismo día y poco después sus medios denunciaban en una nota que las maniobras aéreas anuales "Max Thunder" de EEUU y Corea del Sur son un intento "de realizar un ataque preventivo" contra su territorio.

Corea del Norte dijo además este miércoles que se está planteando cancelar la histórica cumbre con EEUU porque considera que Washington quiere presionarle para que acepte un desarme nuclear total de manera unilateral, posibilidad que Pyongyang ha calificado de inaceptable.

La convocatoria de la histórica reunión prevista para el 12 de junio en Singapur entre los mandatarios estadounidense y norcoreano llegó después de ingentes rondas de contactos diplomáticos a raíz de que Pyongyang diera desde enero un giro en su política aislacionista y anunciara que está dispuesto a tratar el desmantelamiento de su programa nuclear.