Diario Vasco

Bruselas, 17 may (EFE).- El comisario europeo de Educación, Cultura, Juventud y Deporte, Tibor Navracsics, subrayó hoy que un aspecto clave del Área Europea de Educación debe ser "su apertura", y que en este espacio la movilidad educativa a través de programas como Erasmus debe ser "la regla y no excepción".

En un discurso ante el pleno del Comité Europeo de las Regiones (CdR), el comisario se refirió a las políticas culturales y educativas como herramientas para reforzar la cohesión en la Unión Europea (UE) y pidió enseñar "mejor" a los jóvenes sobre el proyecto europeo.

"Tenemos el mercado único y el área Schengen, ¿por qué deberíamos mantener obstáculos para estudiar en el extranjero?, inquirió Navracsics.

El político húngaro se mostró a favor de fomentar que los ciudadanos europeos hablen al menos dos lenguas además de su materna, y de asegurar que los títulos y calificaciones de la educación secundaria y terciaria obtengan reconocimiento en todos los Estados miembros.

"Es el momento de promover los valores sobre los que se construye la UE y enseñar más en nuestras escuelas sobre la integración europea. Esto es crucial en un momento en el que enfrentamos fragmentación social, nacionalismo divisivo y extremismo violento", alertó.

Navracsics mostró su preocupación por las divisiones entre países europeos e incluso entre las regiones de un mismo país, y aseguró que los jóvenes son "la mayor fuerza para construir puentes".

Por ello, pidió más iniciativas para "juntarles, permitirles aprender los unos de los otros sobre nuestra diversidad y también lo que tenemos en común", y llamó a un esfuerzo para contactar particularmente con aquellos jóvenes con menos oportunidades.

"Si uno de cada cinco jóvenes de 15 años no puede leer, escribir o contar correctamente, como muestran los informes PISA, ¿cómo vamos a lograr nuestros objetivos en innovación, excelencia o emprendimiento?", se preguntó.

El comisario anunció que en las próximas semanas presentará una serie de recomendaciones sobre reconocimiento de títulos universitarios en diferentes Estados miembros, sobre la educación temprana y los cuidados en la primera infancia, una nueva estrategia europea para la juventud y una agenda comunitaria para la cultura.

A la salida del debate, el comisario se refirió a la propuesta para duplicar la partida destinada al programa Erasmus en el próximo presupuesto, y se mostró optimista respecto a que esta iniciativa obtenga el apoyo de los Estados miembros por ser uno de los programas europeos "más reconocidos y visibles".

Durante el debate, el presidente del CdR, Karl-Heinz Lambertz, recalcó que la inversión en el "poder blanco" que son la educación y la cultura es "el mejor antídoto contra el riesgo de desintegración del espacio común europeo".

En su sesión plenaria, el CdR adoptó además dos resoluciones relativas a la cultura como herramienta para cohesionar la UE, defendidas por la búlgara Tanya Hristova y la alemana Babette Winter.