Diario Vasco

Córdoba, 17 may (EFE).- El guardameta del Ángel Ximénez-Avia Jorge Oliva reconoció este jueves que le sorprendió que el club no le ofreciera la renovación porque quería retirarse en el equipo en el que ha jugado las últimas tres temporadas y media.

"No me lo esperaba porque creo que hice una gran temporada. Estaba muy contento por el trabajo hecho y lo aportado al club", dijo a EFE el portero, quien añadió que se marcha "con la cabeza alta".

El meta, con catorce campañas en la elite desde 2002 y dos ascensos a la Asobal, mostró su "malestar por las formas" porque hubiera sido "mejor" decirlo "directamente y no por correo electrónico"; y añadió que tiene "complicado seguir en la Asobal" porque "a estas alturas ya casi todos los equipos tienen cerrada la portería".

Por ello, el guardameta comentó que ya está "mirando en el extranjero" porque a sus 34 años se encuentra "mejor que nunca, con ganas y la cabeza fuerte, aprendiendo de todos los errores".

"Para mí éste fue uno de los mejores años de mi carrera, así que ni se me pasa por la cabeza dejarlo. Espero que me queden bastante años en la elite", concluyó.