Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- Un grupo de asociaciones deportivas y vecinales de los distritos de Madrid han creado la Unión de Carreras de Barrio, "un espacio de colaboración y apoyo mutuo" que han concebido como alternativa a las competiciones comerciales.

El atletismo de base, popularmente conocido como 'running', vive un momento de gloria, llegándose a celebrar en Madrid alrededor de 150 carreras al año, lo que supone "tres veces más que hace una década", aseguran miembros de la Unión.

Sin embargo, las asociaciones denuncian la paradoja que supone el hecho de que se han multiplicado las competiciones pero ha disminuido el número de corredores que participan en las pruebas populares que se celebran en "diversas zonas la capital desde hace años".

"A pesar de que las carreras de carácter comercial tienen precios de inscripción muy poco populares y se celebran en el interior de la almendra central", creen que el trasvase de corredores se debe a que estas tienen una mayor visibilidad y mejores recompensas.

La Unión de Carreras de Barrio asegura que "no está en contra de las carreras comerciales", y en este sentido el presidente de la Agrupación Deportiva Marathon, Jesús Celada, ha afirmado que "son compatibles", pero sí reivindican una mayor atención por parte del Ayuntamiento.

"Madrid no es solo el centro de la ciudad y necesitamos que el Ayuntamiento se implique para conseguir que sus barrios sigan vivos y una de las cosas que les da esa vida son sus carreras con las que se da a conocer el comercio, las calles y la historia de la zona", reclama el presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Quique Villalobos.

Algunas de las peticiones que la Unión hace al Ayuntamiento son "más agilidad y facilidades" para conseguir el permiso, ya que este -dicen- "se recibe el día anterior o incluso el mismo día de la carrera".

También piden cambiar el horario de inicio de las carreras, "que durante años el Ayuntamiento ha marcado a las 9:00 o incluso a las 8:00", una hora "impopular" cuyo principal problema es que la preparación tiene que ser de madrugada, "con las consiguientes molestias de ruidos para el vecindario".

Además de plataforma para trasladar estas reivindicaciones de manera conjunta, la Unión de Carreras de Barrio también pretende que todas las asociaciones involucradas se presten "apoyo mutuo".

"Con la Unión buscamos fortalecernos, aprender unas de otras, compartir lo que hacemos mejor unas y otras para copiarnos sanamente y conseguir el mejor circuito posible", comenta Quique Villalobos.