Diario Vasco

Bruselas, 17 may (EFE).- La región mexicana de Guanajuato será protagonista del tapiz floral que se instalará del 16 al 19 de agosto en Bruselas, una tradición que decora cada dos años la Grand Place y que este año contará con unos 1.800 metros cuadrados de flores.

En esta ocasión, el diseño del tapiz incluirá símbolos típicos, elementos naturales y figuras decorativas de la cultura tradicional de Guanajuato, así como un ave típica de los bordados de la cultura otomí que será el elemento central de la alfombra floral, según explicó hoy la diseñadora gráfica Ana Rosa Aguilar en una rueda de prensa.

Este año, el diseño de la alfombra de flores es el más complejo desde 1971, cuando se instaló la primera alfombra en la céntrica plaza bruselense, por la cantidad de detalles en su diseño.

Para ello, contará con la ayuda de más de 100 voluntarios para colocarla, precisaron los organizadores del evento.

La alfombra de flores tendrá una extensión de 75 metros de largo por 24 de ancho y contará con más de 600.000 begonias, además de dalias, césped y corteza.

Bruselas y Uriangato (uno de los 46 municipios del estado de Guanajuato) son lugares lejanos geográficamente pero están unidos por la tradición de la alfombra floral desde mediados del siglo XX: en 1966 se realizó el primer tapete de aserrín y flores en Uriangato y en 1971 la Grand Place de Bruselas se decoró por primera vez.

La concejala de cultura y turismo de Bruselas, Karine Lalieux, destacó que "miles de turistas y también numerosos belgas acuden cada dos años para descubrir la alfombra, convirtiéndolo en un momento único" y resaltó "la labor realizada por artistas, artesanos y horticultores en la creación de esta obra".

Por su parte, el concejal de Uriangato, Gerardo Rósiles Magaña, agradeció "la distinción" recibida por el ayuntamiento de Bruselas".

"Este año 2018, sin lugar a dudas, estaremos poniendo la cereza del pastel después de 52 años de tradición en el arte efímero", dijo.

Bruselas celebra además veinte años de la incorporación de la Grand Place a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, una efemérides que conmemorará con decenas de artistas de tapetes de flores procedentes de España, Italia, Alemania, Malta, Japón y México, que participarán el próximo 17 de agosto en una exposición única sobre flores.