Diario Vasco

Barcelona, 17 may (EFE).- La portavoz del grupo PSC-Units, Eva Granados, ha calificado de "triste y pobre" el acto de toma de posesión de Quim Torra como presidente de la Generalitat, que a su juicio supone un "menosprecio" a las instituciones catalanas y evidencia que Torra es "provisional y que no será él quien mande".

Quim Torra ha prometido hoy su cargo como presidente catalán "con fidelidad al pueblo de Cataluña", en un acto atípico, desprovisto de la liturgia habitual, sin representantes del Gobierno y sin menciones a la Constitución ni al Rey.

"Hemos visto un acto pobre y triste, que para nosotros significa que Torra tiene la sensación que es provisional, que no manda, y además vemos un menosprecio otra vez a las instituciones de Cataluña", ha señalado Granados en declaraciones en el Parlament.

Para la diputada socialista, la ceremonia muestra "un presidente que parece no quiere ser consciente de responsabilidad que asumió y un presidente que parece que va a actuar de manera provisional y siendo consciente de que no será él quien manda". "No empezamos con buen pie", ha admitido.

Granados ha asegurado que al PSC le "hubiera gustado" que la toma de posesión hubiera sido "institucional, con asistencia de grupos parlamentarios, personalidades y entidades, como ha sido hasta ahora en Cataluña".

Incluso ha aludido al hecho de que Torra no se haya colgado la medalla de presidente de la Generalitat, que ha permanecido en un cojín sobre una mesa. "Hemos tenido la sensación incluso que el hecho de que no cogiera la medalla y no se la pusiera quiere simbolizar que está esperando a Puigdemont", ha sugerido

Un gesto que, para la dirigente, va en la línea del "menosprecio a las instituciones y al conjunto de la ciudadanía", ha opinado Granados, que ha recordado a Torra que "él es el presidente de la Generalitat y debe actuar para todos los catalanes" y "asumir las responsabilidades de su cargo".