Diario Vasco

Copenhague, 17 may (EFE).- A.P. Møller-Mærsk, el principal grupo industrial de Dinamarca, presentó hoy un beneficio neto de 2.762 millones de dólares (2.338 millones de euros) hasta marzo, gracias a la ganancia obtenida del cierre de la venta de su filial petrolera.

La venta a la francesa Total de Maersk Oil, anunciada en agosto del año pasado pero cerrada en marzo, supuso un beneficio contable de 2.600 millones de dólares (2.201 millones de euros), lo que hizo que la ganancia neta se multiplicase por diez respecto al primer trimestre de 2017 y maquillase el balance.

La pérdida subyacente fue de 239 millones (202 millones de euros), un 70 % más interanual, un resultado "insatisfactorio", según señaló en un comunicado la propia empresa, que aludió a las duras condiciones de mercado, sobre todo en el transporte marítimo de mercancía, su principal negocio.

La pérdida neta de explotación (ebit) fue de 3 millones (2,5 millones de euros), frente a una ganancia de 70 millones (59 millones de euros) un año atrás, debido al aumento en los costes de depreciaciones y amortizaciones, relacionados sobre todo con la compra de su rival alemana Hamburg Süd.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) subió en cambio un 5 % hasta 669 millones (566 millones de euros).

El grupo danés facturó por valor de 9.253 millones (7.833 millones de euros) en el primer trimestre, lo que supone una subida interanual del 30 %.

Las acciones de A.P. Møller-Mærsk caían cerca de un 9 % en la Bolsa de Copenhague a las 9.40 hora local (7.40 GMT).