Diario Vasco

Dublín, 17 may (EFE).- La mayoría del electorado irlandés votará a favor de reformar la ley del aborto en el referéndum que se celebrará el 25 de mayo en este país, aunque su ventaja se ha reducido en el último mes, según indica una encuesta publicada hoy por el diario Irish Times.

El estudio, efectuado por la firma Ipsos MRBI entre 1.200 personas, señala que el 44 % quiere eliminar de la Constitución la llamada "octava enmienda", que garantiza de igual manera el derecho a la vida del "no nacido" y de la madre.

Por contra, el 32 % optaría por mantener esta provisión, por la que la actual ley solo permite la interrupción del embarazo en circunstancias excepcionales y la convierte en una de las más restrictivas de Europa, pues incluye la amenaza de suicidio, pero no contempla casos de incesto, violación o malformaciones del feto.

Respecto a la anterior encuesta, efectuada por este medio en abril, el bando del "sí" ha perdido tres puntos y el del "no" ha avanzado cuatro, mientras que el número de indecisos se sitúa ahora en el 17 %, tres menos que hace un mes.

Toda vez que se descarta a los indecisos y los que indican que no acudirán a las urnas o prefieren no contestar, los partidarios de acabar con la "octava enmienda" son el 58 % -10 puntos menos-, frente al 42 % que quiere mantenerla en la Constitución.

Los expertos sostienen que ambos bandos contaban con que sus diferencias se acortarían a medida que avanza la campaña del referéndum, una tendencia que posiblemente continuará en la última semana, si bien todas las encuestas apuntan a que el "sí" logrará la victoria.

En caso de que desaparezca la enmienda, el Gobierno de Dublín modificará después la ley, que prevé ahora penas de cárcel de hasta 14 años para las mujeres y los profesionales de la sanidad que procuran un aborto.

La Iglesia católica y grupos pro-vida han pedido el "no" en la consulta, pues creen que abre la puerta a los llamados "abortos a la carta" y a la terminación de embarazos de "no nacidos" con malformaciones físicas o psíquicas.

Aunque el Ejecutivo de Dublín, dirigido por el partido democristiano Fine Gael, no ha dado aún detalles, el Ministerio de Sanidad considera la posibilidad de permitir el aborto en todas las circunstancias durante las primeras doce semanas de embarazo.