Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- El candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha anunciado hoy que en enero de 2019 entrará en vigor un nuevo reglamento que fomentará la convivencia entre el sector del taxi y los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

En su intervención en la sesión del debate de investidura en la Asamblea de Madrid, Garrido ha expresado su intención de impulsar numerosas iniciativas en materia de transporte público en los próximos meses.

"Además de cumplir nuestro compromiso de mantener congeladas las tarifas durante toda la Legislatura, vamos a volcarnos en Metro de Madrid", ha señalado.

En coincidencia con la celebración del centenario del suburbano, ha destacado que se promoverá su transformación mediante el uso intensivo de las nuevas tecnologías, así como actuaciones en nueve estaciones, la apertura de una nueva estación en Arroyo Fresno, y la conexión de la estación de Cercanías de Sol con Gran Vía.

Durante el verano, ha precisado, se realizarán además obras para mejorar la explotación en el tramo Norte de la Línea 12, y en las líneas 9B y 7B.

Garrido ha resaltado que facilitará "al máximo" el desarrollo del Plan de Cercanías, presentado por el Ministerio de Fomento, que supondrá una inversión de hasta 5.100 millones de euros, y que permitirá "devolver a este servicio ferroviario toda su eficacia".

En materia de infraestructuras, ha destacado tres iniciativas: un plan de aparcamientos disuasorios, dotados de control de accesos y vigilancia; una inversión de 52 millones de euros en la conservación de la red de carreteras; y el fomento de la colaboración con otras Administraciones para sacar adelante diversos proyectos.

Ha detallado que el carril BUS-VAO en la A-2 pronto será objeto de un convenio entre la Comunidad de Madrid, la Administración General y el Ayuntamiento de Madrid, y que será posible gracias a una inversión de 13 millones de euros financiada a partes iguales.

Asimismo, solicitará al Ministerio de Fomento los enlaces de Valdebebas, Boadilla del Monte o Rivas-Vaciamadrid con diferentes vías de la red nacional, y seguirá colaborando en el diseño de los enlaces directos con la futura variante de la A-1.