Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- Equo ha criticado la estrategia de reciclaje de la Comunidad de Madrid, que califica de "continuista e ineficaz" y que "supondrá el incumplimiento de los objetivos europeos", y propone implantar un sistema de depósito, devolución y retorno de envase, y de separación en origen de la materia orgánica.

La formación verde explica en un comunicado remitido hoy -coincidiendo con el Día del Reciclaje- que ha presentado alegaciones al borrador de Estrategia Sostenible de los Residuos de la Comunidad de Madrid, que, a su juicio, no soluciona los "graves problemas" que tiene la región en materia de residuos.

Equo Madrid recuerda que en la actualidad "un 73 por ciento de los materiales van a los vertederos" y que, en su opinión, uno de los errores estratégicos es la apuesta del Partido Popular por "un modelo basado en la instalación de unas pocas macroplantas para el procesamiento de la basura".

Según Equo, el PP "solo tiene la intención de sufragar el 50 por ciento" de estas macroplantas, motivo por el cual los ayuntamientos se ven obligados a asumir el resto del coste, y que además el criterio es restrictivo, pues el PP no financiará otro tipo de plantas alternativas, de tamaño medio o pequeño".

En este sentido, consideran que "uno de los principios que deberían aplicarse es el de proximidad, de tal modo que la gestión de los residuos se realice razonablemente cerca de su lugar de generación, obedeciendo también a criterios de equilibrio territorial".

También han alertado de que la actual estrategia supondrá el incumplimiento de los objetivos europeos -reciclar al menos el 50 por ciento de los residuos para 2020- dado que las plantas actuales "solo son capaces de recuperar como máximo un 10 por ciento de los materiales que entran en ellas".

Para Equo, el principal problema radica en la separación en origen de la fracción orgánica, puesto que -dice- "ahora se recoge mezclada alrededor del 86 por ciento de la basura doméstica".

Por ello han considerado que el esfuerzo debe concentrarse en cambiar de modelo, e implantar "cuanto antes" la recogida selectiva, "como ya está haciendo el Ayuntamiento de Madrid, con su plan de implantación progresiva del cubo marrón (solo para orgánica)".

La Comunidad, sin embargo, pospone la recogida separada para 2023, han lamentado.

Han propuesto asimismo cambiar el modelo actual para la recogida de envases, ya que a su juicio "el cubo amarillo ha demostrado su rotundo fracaso", después de 21 años de recorrido, pues "sólo el 28 por ciento de los envases se recogen por este sistema", con tasas de reciclaje "muy por debajo de la media europea".

En su lugar, apuestan por el sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR), "una alternativa ampliamente contrastada en otros países, pero este borrador de estrategia lo descarta sin aportar argumentos y obviando los últimos estudios realizados en Cataluña".

También critican otros asuntos como "el problema de los grandes vertederos", la fiscalidad en los residuos -para la que consideran que la estrategia madrileña "no plantea una solución razonable"-, así como la gestión de residuos industriales.