Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- Las empresas solo se mantienen alrededor de 20 años entre las 500 mejores del mundo por lo que, según el socio gerente de First Venture Building, Albert Mikkelsen, deben apostar por la innovación para sobrevivir, ya que en los años 1960 una compañía aguantaba de media 60 años entre las mejores.

Mikkelsen ha hecho estas declaraciones hoy a Efe durante las Conferencias sobre Innovación e Intraemprendimiento de Madrid, organizadas Innov8rs.

"Fomentar la innovación es una necesidad" en la Era Digital, ya que es una época que se mueve a mucha velocidad y está repleta de cambios provocados por la tecnología, que generan incertidumbre; ha apuntado.

En este contexto, el emprendimiento dentro de las empresas -intraemprendimiento- "es esencial" para afrontar los cambios, a través de los empleados, que son los que "mejor conocen la compañía", ha añadido Mikkelsen.

En España "no se está explotando el conocimiento de los trabajadores para innovar y hacer crecer a la empresa", en opinión del socio gerente.

Entre el lunes 14 y este jueves 17, las Conferencias sobre Innovación e Intraemprendimiento de Madrid han reunido a alrededor de 250 profesionales de más de 20 nacionalidades en el hotel Marriott Auditorium.

Entre los conferenciantes se han encontrado representantes de empresas como Telefónica, Microsoft, Vodafone, Lufthansa, Nestlé, Siemens o Zalando, que han compartido la visión de la innovación dentro de sus compañías.

El fundador y consejero delegado de Innov8rs, Hans Balmaekers, ha explicado a Efe que el objetivo de estas jornadas es que los asistentes "compartan las mejores prácticas de innovación, experimenten con nuevos marcos y técnicas, y aprendan nuevas habilidades".

En opinión de Balmaekers, "el mundo está cambiando más rápido que nunca, pero probablemente, el cambio es más lento que en el futuro", por lo que las empresas "necesitan adaptarse para mantenerse en el negocio".

Los programas de innovación, "no solo tienen el objetivo de lanzar nuevos productos y servicios con nuevos modelos comerciales", sino también "cambiar la cultura y aportar nuevas habilidades y modos de pensar" según sea necesario en la nueva economía, ha añadido.

Balmaekers ha coincidido con la opinión de Mikkelsen al afirmar la importancia de los programas de intraemprendimiento, porque "disminuyen los riesgos y costos asociados con la innovación".

Las empresas necesitan más iniciativa empresarial, que salgan de sus propios trabajadores "para actuar más rápido y ser mejores en el mercado", ha insistido.

Para conseguirlo, se requiere un tipo diferente de empleado, que no solo ejecute lo que le dicen, sino que "mejore proactivamente su trabajo, se apropie de los resultados y no esté de acuerdo con hacer solo el trabajo correcto", ha concluido Balmarkers.