Diario Vasco

Beirut, 17 may (EFE).- Un avión no tripulado procedente de Siria entró hoy en los Altos del Golán ocupados por Israel, lo que originó la respuesta de las fuerzas israelíes que atacaron el aparato, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG señaló que varias explosiones se oyeron en la frontera entre la provincia de Al Quneitra, en el sur sirio, y el Golán ocupado como consecuencia de los disparos israelíes.

La fuente destacó que se desconoce si el dron pertenecía a las fuerzas gubernamentales sirias o al Ejército de Jaled bin Walid, una facción armada vinculada al grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Hace dos días el Ejército de Jaled bin Walid, que controla unos 275 kilómetros cuadrados de territorio en el oeste de la provincia siria de Deraa, vecina a Al Quneitra, lanzó panfletos desde el aire en zonas bajo el control de facciones islamistas contrarias al EI.

En febrero pasado, Israel derribó un dron iraní, que, según las autoridades israelíes, cargaba explosivos para atacarlo y que había entrado en su espacio aéreo, lo que fue respondido con un bombardeo contra objetivos de Irán en Siria.

Este ataque israelí en Siria provocó la respuesta de las defensas antiaéreas sirias, que abrieran fuego y derribaron un cazabombardero de Israel en la región de Galilea (norte del país), con heridas a su tripulación.

El pasado día 10, Israel aseguró que había diezmado la infraestructura militar iraní en Siria tras más de 70 bombardeos nocturnos en reacción al lanzamiento de 20 cohetes desde el sur de Damasco, que no causaron daños y que el Ejército israelí atribuyó a la Fuerza Al Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán.

El Observatorio dijo que los ataques israelíes ocasionaron la muerte de al menos 23 efectivos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, cinco de ellos soldados y 18 milicianos progubernamentales sirios y extranjeros.

El Ejército de Siria confirmó por su parte tres bajas.