Diario Vasco

Contraria

Raimundo Díaz

Madrid, 17 may (EFECOM).- La bolsa española ha subido hoy el 1,04 por ciento y ha enjugado buena parte de las pérdidas de los tres días anteriores con ayuda de la mayoría de los bancos y de los grandes valores.

A la espera de lo que suceda en el vencimiento de los contratos de derivados financieros bursátiles de mañana, la bolsa parece que ha optado por desafiar la evolución descendente de los días anteriores.

Los muertos y heridos palestinos por Israel, los planes de los partidos que negocian formar gobierno en Italia para salir del euro, la posible ruptura de las negociaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos o el repunte del barril de petróleo eran cuestiones olvidadas y ninguneadas.

Los inversores optaban por la maniobra inversa a los días previos y se decantaban por las compras, aunque no hubiera indicadores que alentaran el cambio de parecer, excepto la conveniencia de aprovechar unos precios devaluados tras la tríada de jornadas descendentes vividas desde el comienzo de semana.

Ese espíritu de contrariedad quizá fuera estimulado por la cotización del euro, que continuaba con un cambio inferior a 1,18 dólares y en niveles de diciembre del año pasado, o porque Wall Street registraba pequeñas ganancias o el barril de petróleo Brent avanzaba hasta 80 dólares (precio de noviembre de 2014), lo que ayudaba a algunas compañías.

De esta manera, mientras surgían compras en la deuda española y la prima de riesgo bajaba a 77 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ganó 105,4 puntos, el 1,04 por ciento, hasta 10.216,4 puntos. En el año sube el 1,72 por ciento.

En Europa, con el euro a 1,18 dólares a esta hora, París subió el 0,98 por ciento; Fráncfort el 0,9 por ciento; Londres el 0,7 por ciento y Milán el 0,29 por ciento.