Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- La Mesa del Congreso ha encargado hoy un informe al letrado de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa para analizar si es posible apartar de la representación en esta institución europea -como piden algunos grupos- al diputado del PDeCAT Jordi Xuclà inhabilitado parcialmente por infracción "grave".

La Comisión de Reglamento de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) impuso ayer una inhabilitación parcial de dos años a Xuclà por incumplimiento del Código de Conducta, lo que le impedirá formar parte de misiones de observación, aunque mantendrá su derecho al voto o a tomar la palabra en las reuniones.

Xuclà fue acusado de no respetar el principio de confidencialidad en una misión de observador de las elecciones de Azerbaiyán en 2015, si bien se ha descartado una conducta irregular o corrupta.

Fuentes de la Mesa de la Cámara Baja han explicado que pedirán al letrado el tenor literal de la resolución de la Comisión de Reglamento de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) para estudiar qué medidas se pueden adoptar.

Los representantes del Congreso y el Senado en el Consejo de Europa no son elegidos por las Cámaras sino por los propios grupos, por lo que, en teoría, deberían ser ellos los que le apartaran del puesto.

En el caso de Xuclà, fue designado por el grupo mixto del que forma parte el PDeCAT.

Desde Compromís, partido que también integra el grupo mixto, su portavoz, Joan Baldoví, cree que otro diputado podría ostentar esa representación en lugar de Xuclà, y apuesta por su formación, como segunda más numerosa del grupo, con cuatro diputados.

Por contra, ha defendido a Xuclà su jefe de filas en el Congreso, Carles Campuzano, que considera una "falta leve" y asuntos "muy, muy menores" el hecho sancionado.

"Habrá podido cometer algún tipo de error, no lo sé, pero no significa que no mantenga sus responsabilidad en el Consejo de Europa y como no podía ser de otra manera goza de la plena confianza del resto de sus compañeros", ha remarcado.

El propio Xuclà negó ayer de forma tajante que su inhabilitación parcial guarde relación alguna con un caso de corrupción.