Diario Vasco

Bruselas, 17 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy por primera vez limitar las emisiones de C02 de los vehículos pesados y reducirlas un 15 % de cara al 2025 y en un 30 % para 2030, una medida que forma parte del tercer y último Paquete de Movilidad del presente Ejecutivo comunitario.

"Todos los sectores tienen que cumplir con los compromisos del Acuerdo de París, incluidos los vehículos pesados como camiones, autobuses o furgonetas", aseguró el comisario europeo de Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, a través de un comunicado.

En este sentido, Arias Cañete destacó que es "la primera vez que se proponen estos estándares de emisiones" y que, además, se buscará potenciar la eficiencia de los combustibles, lo que permitiría que las compañías de transportes, en su mayoría pequeñas y medianas empresas, incrementasen sus beneficios.

Según datos de la CE, un coste adicional de 1.800 euros sobre el precio de los camiones (responsables de entre el 65 y el 70 % de las emisiones de CO2 de los vehículos pesados) supondría un ahorro de alrededor de 25.000 euros en el precio del combustible a lo largo de cinco años si se invierte en vehículos más eficientes.

Por su parte, la propuesta de reducir las emisiones de CO2 de los vehículos pesados en un 30 % para 2030 supondría dejar de producir alrededor de 54 millones de toneladas de dióxido de carbono entre 2020 y 2030 y, debido a la adaptación a estos estándares, se crearían alrededor de 25.000 puestos de trabajo en 2025.

Esta propuesta vendrá de la mano de un Plan de Acción para las Baterías que, a través de la inversión en I+D y formación, buscará que los Estados miembros establezcan una industria competitiva en este sector, que a día de hoy no tiene la capacidad de producir en masa este componente, el más caro de los vehículos eléctricos.

La Comisión Europea también anunció hoy un plan para preparar a la UE para adaptarse a los vehículos autónomos, una iniciativa que pasaría por invertir en la digitalización del transporte y por trabajar en la creación de un marco legal adaptado a estos medios de transporte.

Además de estas propuestas, el Paquete de Movilidad presentado hoy por la CE también incluye medidas orientadas a incrementar la seguridad en la carretera, con dos iniciativas orientadas a la protección de conductores y peatones y a la mejora de las infraestructuras.

El Ejecutivo comunitario pondrá 450 millones de euros a disposición de los Estados miembros para apoyar proyectos que busquen mejorar la seguridad de sus carreteras.