Diario Vasco

Madrid, 17 may (EFE).- El fabricante alemán Bosch ha desarrollado un nuevo paquete de seguridad para motocicletas que incluye el control de crucero adaptativo, la advertencia de colisión frontal y la detección del ángulo muerto.

Los fabricantes de motocicletas KTM y Ducati incluirán en sus modelos de producción a partir de 2020 estos nuevos sistemas basados en las tecnologías de conducción autónoma, ha destacado hoy Bosch en un comunicado.

Para el fabricante de componentes, es el siguiente paso en el camino hacia la conducción sin accidentes de los motociclistas, que tienen un riesgo de fallecer en un accidente 20 veces mayor que los conductores de automóviles.

De hecho, el número de fallecidos en accidentes de motocicletas en España aumentó un 12 % el año pasado, según las cifras provisionales de accidentes de 2017 de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los estudios de investigación de accidentes de Bosch indican que los sistemas de asistencia basados en radar podrían evitar uno de cada siete accidentes de motos, ya que "siempre están atentos" y, en caso de emergencia, responden más rápidamente que las personas.

La tecnología que sustenta estos sistemas es una combinación de los sensores de radar, el sistema de frenos y la gestión del motor y de la interfaz hombre-máquina (HMI).

El radar con el que se equipa a las motocicletas se convierte en su "órgano sensorial" y permite, además de las nuevas funciones de asistencia y seguridad, proporcionar una "imagen precisa" del entorno del vehículo.

"La motocicleta del futuro debe poder ver y sentir", ha afirmado el responsable de la unidad de negocio 'Two-Wheeler and Powersports' (dos ruedas y deportes) de Bosch, Geoff Liersch, en la nota.