Diario Vasco

Lisboa, 17 may (EFE).- Medio centenar de refugiados sirios recibirán una beca, otorgada por la Fundación La Caixa y la Plataforma Global de Apoyo a Estudiantes Sirios (APGES), para completar sus estudios en universidades portuguesas y españolas.

El acuerdo, al que la Fundación La Caixa contribuye con 710.000 euros, fue firmado hoy en Lisboa por el director corporativo de territorio y centros de la entidad, Rafael Chueca; el presidente honorario del banco BPI, Artur Santos Silva; y el presidente de la APGES y expresidente de Portugal, Jorge Sampaio.

Las becas, que tendrán una duración de dos años, permitirán cubrir los gastos de alojamiento, alimentación y actividades académicas de los alumnos sirios, que se vieron forzados a abandonar su país por la guerra, dejando también sus estudios superiores.

La mayoría de los alumnos becados estudiarán en universidades lusas, pero al menos cinco cursarán estudios de grado o posgrado en España.

Esta colaboración con la Fundación La Caixa permite prolongar el programa de acogida de estudiantes sirios que emprendió APGES en marzo de 2014 con el apoyo del Gobierno de Portugal, y del que ya se han beneficiado 119 estudiantes que han podido continuar su trayecto académico en nueve países.

En su intervención en el acto, el exjefe del Estado y responsable de la APGES, Jorge Sampaio, agradeció la participación de la Fundación La Caixa y destacó que, por primera vez, alumnos que forman parte de este programa podrán formarse en universidades españolas.

Sampaio también alabó a los estudiantes sirios y destacó "la manera en la que superaron el aislamiento y cómo se integraron en la vida portuguesa y de sus comunidades".

De igual forma, el presidente honorario del banco BPI, Artur Santos Silva, subrayó la importancia del programa de apoyo a estudiantes sirios.

"Este proyecto es una referencia en el mundo y en relación a los problemas de los refugiados aborda un aspecto específico que es fundamental: mantener la esperanza y poder continuar una carrera universitaria", apuntó Santos Silva.

Entre el público se encontraban algunos de los jóvenes que han recibido la beca, como Mustafa Khalil, estudiante de Ingeniería Informática, de 21 años, que aseguró que "sin esta oportunidad sería otra persona".

"Cuando tenía 18 años acabé la enseñanza secundaria, con buenas notas pero era muy difícil entrar en una facultad siria porque Damasco estaba masacrada, no había sitios para vivir. Por eso intenté optar a una beca para poder estudiar y la única que nos facilitaba todo era la de Jorge Sampaio", explicó Khalil.

Ibraheem Warden, de 29 años, estudia Derecho Internacional en Portugal gracias a la misma beca, que calificó de "genial".

"Nos dan todo, no tenemos nada de qué preocuparnos y creo que la idea es fantástica", expresó Warden.

Por su parte, Huda Alkhateb, de 30 años, realiza un posgrado en Turismo, lleva dos años viviendo en Portugal, y asegura que cuando termine sus estudios le gustaría quedarse porque le encanta el país.

También tiene una opinión positiva de su país de acogida Bader Razzouk, de 32 años, que realizó un curso de protésico dental en Jordania y que ahora continúa formándose con una carrera en Medicina Dental en Portugal.

"Mi familia está en Siria, pero no sé si me quedaré o volveré a después de terminar mis estudios", concluyó Razzouk.