Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El Tribunal General de la Unión Europea (UE) sentenció hoy que la Comisión Europea debe revisar la solicitud presentada por la aerolínea Lufthansa para que eliminase algunas de las condiciones que le exigió para autorizarle a comprar la empresa Swiss por considerar que Bruselas erró al denegar la petición.

En concreto, el Ejecutivo comunitario deberá revisar la solicitud presentada por las aerolíneas para que les exima de los compromisos relativos a las tarifas de la línea entre Zúrich (Suiza) y Estocolmo (Suecia).

Sin embargo, el Tribunal General desestimó el recurso presentado por las compañías contra la decisión de la Comisión de denegar la exención de compromisos sobre tarifas para la línea entre Zúrich y Varsovia (Polonia).

Lufthansa y Swiss habían solicitado en 2013 la exención de los compromisos en ambas, pero en 2016 el Ejecutivo comunitario denegó la petición.

Los compromisos datan de 2005, cuando la Comisión autorizó a Lufthansa a comprar Swiss pero le impuso ciertas condiciones, entre ellas una que obligaba a la entidad fusionada a que cada vez que redujese una tarifa en una línea de referencia comparable, aplicase también una reducción equivalente en las líneas Zúrich-Estocolmo y Zúrich-Varsovia.

Con ello respondían a la preocupación de Bruselas sobre la competencia en esas dos líneas puesto que los únicos competidores de Swiss en esas líneas eran SAS, en el caso de Zúrich-Estocolmo, y LOT, en la línea Zúrich-Varsovia, y ambas compañías forman parte de la alianza Star Alliance de la que es cofundadora Lufthansa.

En 2013 Lufthansa y Swiss solicitaron que se suprimiesen los compromisos alegando que se había puesto fin al acuerdo de empresa conjunta suscrito entre Lufthansa y SAS en 1995, que la CE había modificado sus normas sobre el trato a alianzas en las fusiones, y que existía competencia entre Swiss, por una parte, y SAS y LOT por otra.

La Comisión denegó ambas peticiones por considerar que no se daban las condiciones para ello, lo que llevó a Lufthansa a recurrir para anular la decisión.

En su sentencia de hoy, la corte con sede en Luxemburgo respalda a la compañía en el caso de la línea Zúrich-Varsovia.

Considera que la Comisión cometió un "error manifiesto" al apreciar la solicitud y que los argumentos dados no justifican la denegación, según un comunicado del Tribunal.

En concreto, señala que la CE "ha incumplido" su obligación de realizar un examen diligente de la solicitud y si es necesario una investigación para decidir, y apunta que no ha examinado todos los datos para ver si hay competencia entre Swiss y SAS.

En particular, cree que no hizo un "análisis concreto" del acuerdo de código compartido que firmaron Lufthansa y SAS en 2006.

Por el contrario, en la línea Zúrich-Varsovia, el Tribunal avala la decisión de la Comisión de denegar la exención "al no haberse producido modificación alguna en las relaciones contractuales entre Swiss y LOT" que motivaron los compromisos.

Contra la decisión del Tribunal General puede interponerse un recurso de casación en dos meses ante el Tribunal de Justicia.