Diario Vasco

Ginebra, 16 may (EFE).- El Gobierno suizo aprobó hoy una disposición para mantener un año adicional, a partir del próximo 1 de junio, la cláusula de salvaguarda prevista en el acuerdo de libre circulación de personas entre Suiza y la Unión Europea (UE) para limitar la entrada de trabajadores de Bulgaria y Rumanía.

Desde el fin del periodo de transición del acuerdo de libre circulación, el 1 de junio de 2016, los trabajadores búlgaros y rumanos debían gozar de plena libertad de movimiento en Suiza, como en el espacio comunitario.

Sin embargo, el acuerdo entre la UE y Suiza contiene una cláusula de salvaguarda que permite a este país introducir de manera unilateral y durante un periodo limitado cuotas bajo ciertas condiciones, la que activó el 1 de junio de 2017.

La decisión de Suiza implica que mantendrá inalterado el número de 996 permisos de residencia para trabajadores búlgaros y rumanos que tengan un empleo en este país o se instalen en él como autónomos.

Para justificar la prolongación de la medida las autoridades han aludido al constante aumento de trabajadores búlgaros y rumanos en grupos de profesiones que registran "una tasa de desempleo superior a la media".

Los búlgaros y rumanos trabajan en Suiza sobre todo en empleos estacionales.