Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFECOM).- La petición de Argentina de un rescate al FMI no debe preocupar a los grandes valores del IBEX 35 ni a las empresas del selectivo por la tranquilidad que, según los expertos, da la seguridad jurídica del Gobierno de Mauricio Macri y los nuevos requisitos que impondrá el fondo monetario.

Con la intervención de los organismos internacionales "se aportará una seguridad jurídica y financiera muy positiva para mantener las posiciones de las grandes compañías españolas en el país", explica el investigador de la cátedra de América Latina en la Universidad de Comillas-Icade, José Luis Villegas.

El profesor apunta que el mayor problema al que se enfrenta Argentina es la inflación, la segunda más alta de Latinoamérica detrás de Venezuela, y un Gobierno "que no es capaz de controlar su moneda", y estos son los aspectos a los que más atentos deben estar las principales empresa españolas presentes en el país.

España es su primer inversor europeo y el segundo mundial y, según el ICEX, 151 empresas españolas tienen presencia en Argentina, de las cuales 30 son cotizadas y 14 están dentro del IBEX 35, con Telefónica, Santander y BBVA como principales valores.

Los bancos fijan su mirada en los ajustes por el tipo de cambio, los intereses y la tasa de morosidad pero, según Villegas, el impacto será "mínimo" porque se van a crear impuestos adicionales por parte del Gobierno para "cuidar" las operaciones financieras.

Aunque el sector financiero es "complejo", expone el profesor, debido a que los argentinos "siguen comprando muchos dólares y sólo un 51 % posee una cuenta bancaria porque desde el 'corralito' no se fían de los bancos", sí ve "un mayor problema" en las empresas de infraestructuras por una reducción de capital para inversiones.

El analista de MG Valores Nicolás López coincide y no ve un "mal panorama" para las empresas españolas porque la aportación de sus negocios en Argentina no es "demasiado grande".

Considera que el impacto tanto en los resultados empresariales como en las cotizaciones bursátiles "será leve" y no considera necesario que los grandes valores desarrollen medidas especiales tras la petición de ayuda exterior; lo peor "ya ha pasado", concluye.

"Al fin y al cabo acudir al FMI te aporta estabilidad, como sucedió en Europa", comenta este analista, que augura "una recuperación económica para toda Latinoamérica", mientras el efecto divisa no se contagie desde Argentina al resto de la región.