Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El consejero de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, defendió hoy en Bruselas la necesidad de mantener el presupuesto de la Política Agrícola Común (PAC) en el próximo Marco Financiero Plurianual (MFP) de la Unión Europea, actualmente en proceso de negociación.

"No podemos consentir que la PAC siga perdiendo peso, ya que tenemos que alimentar a 500 millones de personas y, si quieren invertir en nuevas políticas, tendrá que ser con otros recursos, no a costa de esta política", explicó Sánchez Haro en declaraciones a Efe.

Según afirmó hoy la comisión de Presupuestos del Parlamento Europeo, el recorte en los fondos de la PAC sería de alrededor del 16 %, una cifra que, según el consejero de Agricultura, demuestra que "hay un largo camino por delante y mucho trabajo que hacer".

En este sentido, Sánchez Haro destacó lo "fructífero" de su reunión con la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, en la que defendió la necesidad de preservar la PAC y adaptarla también a los pequeños y medianos agricultores.

"Gracias a los agricultores que tienen otras fuentes de ingresos y llevan a cabo este tipo de actividades hemos podido combatir la desertificación, algo que será más complicado con menos fondos", explicó el consejero, quien destacó que la Junta de Andalucía "ha luchado por llevar la Sanidad y la Educación a todos los pueblos".

El miembro del Ejecutivo andaluz también mantuvo una reunión con varios eurodiputados donde, acompañado por la eurodiputada andaluza del PSOE, Clara Aguilera, debatió sobre los principales retos a los que se enfrenta el sector agrícola en su comunidad autónoma.

Sánchez Haro tuvo un encuentro con la Dirección General de Comercio para estudiar las reacciones conjuntas ante la subida de los aranceles que Estados Unidos ha anunciado para las aceitunas negras de mesa provenientes de Andalucía.

"Hay dos ámbitos fundamentales de reacción, seguir analizando el procedimiento administrativo estadounidense y, por otra parte, continuar reforzando la presión diplomática desde la UE", dijo el consejero, quien recordó que tiene un "contacto habitual" con las instituciones europeas para tratar este asunto.