Diario Vasco

Cannes , 16 may .- Islandia ha marcado su impronta en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes con "Woman at war", película en la que Benedikt Erlingsson retrata a una mujer que se toma la justicia por su mano en favor de la naturaleza.

Su heroína, Hanna, Quijote de la mundialización interpretada por Halldora Geirharosdottir, le declara la guerra a la industria local de aluminio y sabotea la red eléctrica del país para preservar sus descomunales paisajes.

El colombiano Juan Camilo Román Estrada, con quien ya trabajó en su ópera prima, "Of horses and men" (2013), encarna por su parte al chivo expiatorio a quien la policía echa en un primer momento las culpas.

Erlingsson recurre a la vieja metáfora "del hombre contra el sistema" para poner sobre la mesa un debate sobre el actual modo de vida y la importancia de cambiarlo para cuidar el planeta.

"Deberíamos protestar, pero encontrar una manera inteligente de que a los Estados les salga muy caro dañar la Tierra", cuenta en un encuentro con medios internacionales, incluido Efe.

La película ha encontrado un apoyo a su mensaje en la Semana, apartado paralelo de Cannes creado en 1962 por el Sindicato Francés de la Crítica de Cine para descubrir jóvenes promesas, que hoy entrega los premios de esta 57 edición.

Erlingsson confía en que esta plataforma contribuya a expandir su llamamiento contra el orden establecido y advierte de que "no es suficiente una sola protesta y copar el protagonismo de los medios, porque el sistema tiene los recursos para ganar la batalla a largo plazo".

El director reclama una resistencia pasiva de efectos duraderos, pero es consciente de que erigirse como justiciero individual, aunque bienintencionado, tiene sus peligros.

"La protagonista dice que la causa justifica los medios, pero nos movemos en una línea muy delgada. Esto no está muy lejos de los terroristas, que según ellos también hacen cosas por la humanidad y están dispuestos a sacrificarse a sí mismos", dice.

No obstante, defiende que en este combate contra el calentamiento climático "todo el mundo tiene un papel", y apunta que él ha optado por luchar a través de esta película, en la que ha puesto a una mujer como protagonista no para ser "políticamente correcto", sino porque siempre ha estado rodeado de mujeres fuertes y para él era "natural" hacerlo.