Diario Vasco

Kinshasa, 16 may (EFE).- Los dos "cascos azules" que seguían desaparecidos tras un secuestro el pasado viernes en el sudeste de la República Democrática del Congo (RDC) están "sanos y salvos", según informó hoy la Misión de Naciones Unidas en el país (Monusco).

"Los dos cascos azules que estaban desaparecidos desde el pasado viernes en la provincia de Tanganyika están sanos y salvos", dijo la portavoz de la Monusco, Florence Marchal, en un comunicado remitido a los medios.

Un total de 13 "cascos azules" de un contingente de Benín desaparecieron el pasado viernes en Tanganyika, provincia del sudoeste congoleño fronterizo con Tanzania, de los cuales 11 fueron encontrados este martes.

En Tanganyika, región limítrofe con Tanzania, actúan numerosos grupos rebeldes y armados, tanto nacionales como extranjeros.

El pasado diciembre, 15 "cascos azules" murieron en un ataque de milicianos armados contra una base de las fuerzas de paz de las Naciones Unidas en la provincia oriental de Kivu Norte.

Fue el "peor ataque contra las fuerzas de paz de la ONU en la historia reciente", según admitió el mismo secretario general, António Guterres.

La MONUSCO se creó en 1999 y para la ONU sigue siendo necesaria para contribuir a la estabilización del país, inmerso en un frágil proceso de paz tras la segunda guerra del Congo (1998-2003).

El noreste de la RDC lleva años sumido en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos rebeldes, a pesar de la presencia del Ejército congoleño y de las fuerzas de la Monusco.