Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFE).- Los casi dos millones de musulmanes que viven en España están llamados desde mañana a celebrar el Ramadán, un mes durante el cual no podrán comer, beber, fumar o mantener relaciones íntimas desde el alba hasta la puesta del sol.

La Comisión Islámica de España ha informado hoy de que el 17 de mayo corresponde "al primer día del bendito mes de Ramadán", según la mayoría de los países islámicos.

En un comunicado, ha felicitado a los musulmanes españoles por estas fechas y ha pedido que reine la paz en todo el mundo.

Ramadán es el noveno mes del calendario islámico y el ayuno de este mes es "uno de los pilares del Islam", ha señalado por su parte el Centro Cultural Islámico de Madrid.

El ayuno durante este tiempo consiste en "abstinencia total de cualquier partícula alimenticia que pase por la boca o la nariz durante las horas del ayuno", ha explicado dicho Centro.

Además, durante el ayuno el musulmán no puede tener relaciones sexuales.

Según el estudio demográfico de la población musulmana del Observatorio Andalusí, en diciembre de 2017 había 1.946.300 musulmanes españoles o extranjeros en nuestro país.

Por comunidades autónomas, Cataluña es la que acoge a un mayor número de musulmanes, con 522.113 personas, seguida de Andalucía (314.980), Madrid (285.993) y la Comunidad Valenciana (206.315).