Diario Vasco

Barcelona, 16 may (EFE).- El grupo promotor e inmobiliario Petrus, que centra su actividad en Barcelona, Madrid y Colombia, ha pisado el acelerador en Cataluña, donde prevé invertir un total de 68 millones de euros en un plazo de cinco años en la construcción de varios edificios residenciales.

La compañía tiene actualmente en marcha un bloque de 17 pisos en L'Hospitalet de Llobregat que entregará en 2019 y ha comprado otros activos en la provincia de Barcelona para desarrollar nueva vivienda, como un solar en El Prat de Llobregat y otro en Teià, un palacete en el Passeig Permanyer de Barcelona o un edificio en el número 360 de la calle Consell de Cent.

De aquí a 2023, el grupo espera entregar 252 nuevas viviendas sólo en Cataluña, según ha explicado a Efe el vicepresidente de Petrus, Lluís Rabassa, que ha constatado que por primera vez la actividad promotora de la compañía en Barcelona es mayor que en Madrid.

El directivo atribuye esta situación a una simple casuística, ya que en los últimos años, ha dicho, "han surgido más oportunidades de compra" en la capital catalana.

No obstante, Petrus sigue teniendo una fuerte presencia en la Comunidad de Madrid: en la calle Maldonado, en el exclusivo barrio de Salamanca, ha desarrollado una promoción de 19 pisos de lujo; en San Sebastián de los Reyes está esperando la obtención de licencia municipal para construir un bloque con 38 viviendas y tiene previsto también rehabilitar un palacete cerca de la céntrica Puerta del Sol con cuatro apartamentos y un local comercial.

Estas tres promociones en Madrid suman una inversión de 25 millones de euros, aunque Petrus tiene en estudio proyectos por otros 15 millones para este año.

El otro gran foco de actividad de Petrus es Colombia, país al que llegó hace tres años y en el que tiene intención de seguir creciendo.

La empresa iniciará en junio su tercera promoción residencial en la ciudad de Barranquilla, que contará con 64 viviendas y supondrá una inversión de 13 millones de euros, mientras que en agosto hará entrega de los 56 apartamentos de la segunda promoción, que ha costado otros 12 millones.

Petrus ha aprovechado los años de la crisis para diversificar su negocio y crecer con nuevas áreas de actividad vinculadas con el sector inmobiliario, en el que opera desde hace más de cincuenta años.

Así, al margen de la actividad promotora, Petrus cuenta con Larvia Privilege, una consultora inmobiliaria especializada en viviendas de lujo con oficina en el selecto barrio madrileño de La Moraleja, y también con Luxury Rentals, línea de negocio centrada en la gestión de apartamentos de alquiler de corta estancia para usos corporativos o turísticos.

El pasado mes de enero, además, Petrus puso en marcha Alquila Mejor, una empresa de servicios de alquiler que garantiza al propietario el cobro mensual de las rentas y que ofrece también una gestión integral "para que no tenga que preocuparse por nada".

Alquila Mejor cuenta por el momento con una oficina en Madrid, aunque el objetivo es abrir otra en Barcelona una vez que el negocio se consolide.