Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- El argentino Juan Martín Del Potro, que avanzó este miércoles a la tercera ronda del Masters 1.000 de Roma tras ganar al griego Stefanos Tsitsipas, reconoció que la tierra batida "no es la superficie más cómoda" para él.

"Con el correr de los años y cuando te vas poniendo un poco más viejo, (la tierra) no es la superficie más cómoda para jugar, por mis lesiones, por mis cuestiones físicas. También porque soy alto y a la gente alta le cuesta moverse en tierra, se le hace un poco más complicado", consideró al acabar su partido.

Del Potro, cuarto-finalista en la última edición del torneo del Foro Itálico, explicó que encara este Masters 1.000 "partido a partido", concentrado en mantener su buena condición física y un buen nivel de juego.

"Voy partido a partido y Goffin mañana es un rival muy complicado, juega muy bien en tierra, es un jugador muy inteligente. Mientras yo esté bien de salud y pueda hacer un buen partido en una superficie que no es mi preferida, creo que ya es positivo", dijo.