Diario Vasco

Varsovia, 16 may (EFE).- El viceministro de energía polaco, Grzegorz Tobiszowski, afirmó hoy que el carbón se mantendrá como la principal fuente de energía de Polonia durante los próximos años, aunque su peso en el mix energético se irá reduciendo progresivamente hasta el 60% para 2030.

Actualmente, la hulla y el lignito producen alrededor del 80 % de la energía que se consume en Polonia.

Tobiszowski explicó que la proporción de otras fuentes de energía va a ir aumentando gradualmente mientras que el peso del carbón perderá terreno, aunque precisó que esto no va a conllevar una reducción en el volumen de producción de carbón para la industria energética antes de 2030.

El pasado año las minas polacas extrajeron unas 65 millones de toneladas de carbón, la mayoría de las cuales se destinaron al mercado energético interno, en un sector que emplea a cerca de 90.000 trabajadores.

La compañía minera de carbón más grande de Europa es la polaca JSW.

El viceministro de Energía recordó que la electricidad en Polonia es más barata gracias al precio reducido del carbón nacional.