Diario Vasco

Lorca, 16 may (EFE).- Carlos Peña, uno de los capitanes y pesos pesados del vestuario del Lorca por veteranía y jerarquía, ha dicho hoy que la plantilla del equipo de fútbol se siente "abandonada por la dirección del club", encabezada por su dueño, el empresario chino Xu Genbao, que ha dejado de pagar sus sueldos, según sus palabras.

El defensa salmantino, de 34 años y que llegó al equipo murciano el pasado verano procedente del Getafe, ha asumido la culpa de la plantilla por un descenso a Segunda B consumado hace varias semanas, pero también ha otorgado responsabilidad a quienes están "arriba".

"Nos sentimos abandonados por parte la dirección del club. Hemos hecho mal las cosas en el campo, pero se podían haber hecho mucho mejor también desde la dirección. El club no se vendió cuando se publicó que sí se haría y nadie de arriba vino a decirnos nada", ha comentado.

"Estamos sufriendo por esta situación tras dejar escapar una buena oportunidad para mantener al Lorca en Segunda por haber hecho mal las cosas", ha añadido

"En esta plantilla hay profesionales que dan la cara y se desviven por el Lorca, pues la calidad humana del vestuario le hace no bajar los brazos, pero en el club hay otras personas que se subieron a este barco y no cumplen las expectativas, una situación que da pena", ha apostillado.

También ha hecho alusión al partido del domingo ante el Valladolid en un estadio, el Francisco Artés Carrasco, en el que el Lorca está dando lo mejor de sí mismo en las últimas jornadas, pues lleva tres victorias y dos empates desde que perdió por 1-2 ante el Albacete el 4 de marzo.

"Tenemos un partido ante un rival durísimo, un gran equipo que cuenta con el máximo goleador de la categoría -Jaime Mata, autor de 29 tantos- y al que será complicado vencer, pero no nos da miedo y el objetivo es el de sumar todos los puntos que podamos hasta el final de la temporada", ha manifestado el charro, quien estuvo en el Valladolid entre 2011 y 2015.

Ha afirmado que seguirán dando la talla durante el mes de competición que todavía les queda, por mucho que el objetivo de la permanencia ya no lo tenga.

"A pesar de lo que piense la gente, tenemos mucha motivación, sobre todo por las personas que nos están apoyando. Queremos que sigan diciendo que el Lorca da la cara y está compitiendo hasta el final por nosotros y por los aficionados", ha declarado.