Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFE).- El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no cree que vaya a ser complicado comenzar a aplicar desde este año el impuesto a los servicios digitales que tendrán que pagar las grandes empresas tecnológicas con presencia en España.

El ministro ha insistido en que el impuesto estará en línea con lo que se está debatiendo en Europa al respecto y que supondrá que los operadores digitales paguen impuestos en concordancia con la actividad económica que realizan en cada país, ha explicado Montoro en los desayunos informativos de El Economista.

El ministro ha recordado que también parecía complicado poner en marcha el nuevo sistema de suministro inmediato de información sobre el IVA (SII) en julio del año pasado y que al final se ha hecho sin problemas.

Según Montoro, es comprensible que estas grandes empresas tecnológicas no quieran pagar este nuevo impuesto, cuya recaudación iría destinada a financiar el gasto en pensiones, pero ha insistido en que se trata de una cuestión de equidad respecto a los operadores que contribuyen en mayor medida al fisco y de fomentar una competencia leal.

Ha reiterado que el Estado financiará los aumentos del gasto en pensiones cuando la Seguridad Social esté de déficit, situación que se mantendrá hasta 2021 según las previsiones del Gobierno.

Sobre la subida adicional de las pensiones que se llevará a cabo con la aprobación de los Presupuestos, ha asegurado que el Ejecutivo solo trata de hacer llegar a los pensionistas los beneficios del crecimiento económico, como a otras rentas más bajas que también se verán favorecidas por los cambios en el IRPF.

Respecto a la posibilidad de rebajar el IRPF antes de que termine la Legislatura, Montoro ha dicho que el PP se presenta a las elecciones con programas que incluyen rebajas de impuestos que siempre han materializado, de forma que no lo ha descartado, pero tampoco ha aclarado que vaya a ser así.