Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó hoy que no quiere ver "arder" el acuerdo nuclear iraní tras la salida de Estados Unidos del pacto porque es "de importancia primordial" para la paz en Oriente Medio y el resto del mundo.

"Queremos mantener con vida el acuerdo concluido entre los diferentes socios e Irán. Nosotros no queremos ver arder este acuerdo porque pensamos que es de importancia primordial para la paz en la región afectada y, más allá, para la paz mundial", dijo el político luxemburgués en una rueda de prensa.

Juncker realizó esas declaraciones tras reunirse en Bruselas con el secretario general de la ONU, António Guterres, y antes de participar esta noche en una cumbre informal en Sofía, donde los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) debatirán el acuerdo nuclear iraní.

En ese sentido, el presidente del Ejecutivo comunitario aseguró que le gustaría que esta noche los líderes de los Veintiocho alcanzaran un acuerdo "sobre una actitud común, un enfoque común, consensuado" en las relaciones con Washington en lo referente a Irán.

De todas formas, el ex primer ministro luxemburgués no quiso precisar las propuestas que la Comisión Europea planteará a los mandatarios en Sofía este miércoles y destacó que no sería "acertado" anunciarlas antes.

Aun así, añadió que los Veintiocho cuentan con medios para reaccionar.

"Los medios son limitados, pero los explotaremos en su totalidad", advirtió.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, señaló que la ONU apoya "totalmente" los esfuerzos de Bruselas para "rescatar" el tratado nuclear con Teherán.

Agregó que en la reunión con Juncker y los demás comisarios europeos ha recibido "información detallada sobre las medidas en preparación" por parte del club comunitario y deseó "que puedan tener éxito".

Sobre posibles sanciones relacionadas con Irán, indicó que no espera ninguna iniciativa al respecto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el futuro cercano.

La Unión Europea comenzó ayer a tomar medidas para garantizar la supervivencia del acuerdo nuclear iraní tras la ruptura unilateral por parte de EEUU del pacto, cuya vigencia defienden con firmeza los Veintiocho al considerar que Teherán ha cumplido todos sus compromisos.

"Estamos decididos a que (el acuerdo) siga en marcha y hemos empezado a poner medidas para que esto ocurra", dijo en una rueda de prensa la alta representante de la Unión para la Política Exterior, Federica Mogherini, tras reunirse con los ministros de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson; Alemania, Heiko Maas, y Francia, Jean-Yves Le Drian, así como con el titular iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Por su parte, el ministro iraní opinó que el proceso iniciado el martes es "un buen comienzo" y subrayó que Irán necesita "recibir las garantías" de las que se habló ayer en Bruselas, algo que espera que ocurra en "algunas semanas".