Diario Vasco

Sant Adrià de Besòs , 16 may .- El delantero del Espanyol Jairo Morillas se ha ejercitado al margen de sus compañeros al no haber superado la lesión fibrilar de grado uno en el aductor izquierdo, que arrastra desde hace más de diez días.

La presencia del futbolista blanquiazul en la convocatoria para el partido del domingo contra el Athletic en San Mamés no está garantizada.

Morillas no ha tenido fortuna con las lesiones. El curso pasado sufrió problemas en el talón de Aquiles cuando estaba cedido con el Numancia.

El ariete regresó al Espanyol este verano, pero cuando ha estado recuperado ha sufrido algunos contratiempos musculares que le han apartado de equipo.

Por otra parte, la plantilla catalana regresará al trabajo este jueves a las 10.30 horas. El cuerpo técnico de David Gallego preparará a puerta cerrada el último partido de esta temporada.