Diario Vasco

Madrid, 16 may (EFECOM).- El Grupo Calvo obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) de 62 millones de euros en 2017, con una disminución del 6 % respecto a 2016 (66 millones), pese a que sus ventas mundiales subieron un 7,5 %, según los resultados anuales difundidos hoy por la empresa.

Calvo obtuvo una facturación global de 618,3 millones (+7,5 %) en 2017, con lo que el grupo coruñés encadena diez años de crecimiento en ventas; en volumen, facturó 102.971 toneladas, un 1,7 % más respecto al año anterior.

El grupo gallego ha indicado, en un comunicado, que el ebitda bajó "ligeramente" y que los resultados se verán afectados por una provisión extraordinaria de 12 millones, previstos para el caso de que la empresa tenga que afrontar la resolución negativa de unos litigios en proceso de tramitación.

Además, Calvo cerró el ejercicio con un nivel de deuda neta de 1,49 veces el ebitda normalizado.

La empresa conservera incrementó o mantuvo el volumen de ventas y la cuota de mercado en todos los países en los que opera, pese a la "presión" sobre los resultados en su filial brasileña Gomes da Costa, a causa de la escasez de materias primas y la depreciación del real brasileño, que encareció la importación .

En España, la evolución fue "especialmente positiva", por tratarse de un mercado "maduro" y muy "competido", donde logró incrementos de cuota en casi todos los segmentos de conservas, según el comunicado.