Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijoo, se mostró hoy sorprendido por la decisión de la Fiscalía belga de rechazar la euroorden por un "problema de forma" y considera que no es razonable tener que dictar una orden en España cuando se sabe que los consejeros están en Bélgica.

"Si el problema de forma es que no se ha considerado la orden de búsqueda y captura al expresidente y a los consejeros de la Generalitat que han dejado de serlo y que se han fugado de España, no parece muy razonable tener que dictar una orden de búsqueda y captura dentro de España cuando todo el mundo sabe que están aquí, en Bélgica", argumentó Feijoo.

La Fiscalía belga rechazó hoy la euroorden de entrega a España de los exconsejeros catalanes huidos en Bélgica Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig por "defecto de forma" en el procedimiento, al considerar que la misma no tiene "equivalencia" con la orden de detención nacional.

Feijoo, que está en Bruselas para defender un dictamen sobre el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca más allá de 2020, respeta, dijo, "la independencia" de la Fiscalía belga, pero "como ciudadano europeo", se "sorprende" de que la Fiscalía belga observe "que no está cumplimentada de forma correcta la euroorden".

Por su parte, el presidente gallego señaló que la Fiscalía española "cumplimenta de forma correcta la normativa europea" e insistió en considerar la decisión de la Fiscalía belga como "muy sorprendente" y deja abierta la posibilidad de otra euroorden.

"Supongo que si hay un problema de forma se subsanará el problema de forma, pero lo cierto es que Bélgica es un Estado de Derecho y España también, por eso nos sorprenden este tipo de consideraciones, pero son cuestiones que los fiscales han de aclarar", concluyó.