Diario Vasco

Bruselas, 16 may (EFE).- Los abogados de los tres exconsejeros catalanes Toni Comin, Meritxell Serret y Lluís Puig huidos a Bélgica no descartaron hoy la posibilidad de que la Justicia española emita una tercera euroorden contra ellos al quedar sin efecto la actual, desestimada por la Justicia belga por "defectos de forma".

"Es muy probable que el juez (Pablo) Llarena emita una nueva euroorden. La cuestión es cómo", dijo el abogado Gonzalo Boye a los medios unas horas después de finalizar la vista celebrada hoy en el Palacio de Justicia de Bruselas.

De cursarse esta nueva euroorden, el procedimiento podría "empezar de nuevo en Bélgica", admitió.

El juez aceptó la petición de la Fiscalía y la defensa de rechazar esta orden de detención europea.

Según explicó el abogado Jaume Alonso-Cuevillas al término de la vista, la petición cursada por el Estado español era "irregular en aplicación de un conocido precedente europeo", la sentencia "Bob Dogi", según el cual "para que pueda cursarse una orden europea de detención, ésta tiene que estar respaldada por una orden nacional de detención".

Fuentes de la defensa explicaron también que ya han enviado un escrito a la Justicia alemana, que cursa la euroorden dictada contra el expresidente Carles Puigdemont el mismo 23 de marzo, en el que explica la decisión del juez belga, que espera que "se tenga en cuenta".

En cualquier caso, aclararon que en Alemania el procedimiento va "muy por detrás" en términos procesales, ya que aún no se ha celebrado la vista sobre el caso más allá de una audiencia preliminar, celebrada el 5 de abril.

Ese día, la Audiencia Territorial de Schleswig-Holstein (norte de Alemania) descartó el delito de rebelión en el proceso de extradición a España de Puigdemont y lo dejó en libertad bajo fianza mientras estudia la entrega por malversación.

Según explicó entonces el tribunal, la sala primera de lo penal considera que la imputación del delito de rebelión es "inadmisible" por no cumplirse el requisito de la violencia, pero cree que sí puede ser aceptado el de corrupción, como malversación de fondos públicos, por lo que el proceso de extradición sigue adelante.

La Fiscalía belga aclaró hoy que las autoridades españolas no pueden recurrir la decisión de la Cámara del Consejo de Bruselas.

La euroorden actual quedará sin efecto una vez se emita la resolución de la Justicia belga, que supondrá la retirada de las medidas cautelares impuestas a los tres políticos "probablemente en las próximas horas", aseguraron los abogados.