Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- El español Pablo Carreño, que se medirá en la tercera ronda el Masters 1.000 de Roma con el esloveno Aljaz Bedene, aseguró este miércoles que desea cambiar "la dinámica" en los enfrentamientos contra ese jugador, que le ganó en los últimos dos precedentes.

Carreño se impuso por 6-4, 2-6 y 6-4 este miércoles al estadounidense Steve Johnson y subrayó que, pese a que la retirada del sudafricano Kevin Anderson parezca abrirle el cuadro, necesitará el máximo cuidado para eliminar a Bedene y acceder a los cuartos de final.

"Jugué contra él en Río y perdí, jugué contra él en Roland Garros hace dos años y también perdí. Espero cambiar un poco la dinámica. No va a ser un rival fácil", afirmó el tenista gijonés, número 11 del ránking mundial, al acabar su partido.

"Parece que Kevin Anderson se ha retirado y se ha abierto un poco el cuadro, pero Bedene es un jugador que ya me ha ganado varias veces, es muy difícil, juega con mucho ritmo y tendré que estar muy atento y no hacer fallos tontos", señaló.