Diario Vasco

Naciones Unidas, 16 may (EFE).- La población residente en áreas urbanas habrá sumado 2.500 millones de personas en todo el mundo en 2050, hasta representar el 68 %, y ese incremento se concentrará en Asia y África, según cálculos divulgados hoy por Naciones Unidas.

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU presentó un informe revisado sobre sus previsiones de urbanización mundial, una "megatendencia" alimentada principalmente por el crecimiento de la población y el desplazamiento de las áreas rurales a las ciudades.

"En torno a la mitad de la población mundial (55 %) vive ahora en núcleos urbanos; y para 2050 se proyecta que unos dos tercios (68 %) de todas las personas residan en áreas urbanas", explicó en una rueda de prensa John Wilmoth, director de la división de Población de ese departamento, que elaboró el documento.

El incremento en la población urbana mundial estará concentrado (90 %) en dos regiones que precisamente acogen a la mayoría de residentes rurales, África y Asia, pero se limitará a "unos pocos países", entre los que la ONU destacó a la India, China y Nigeria.

Entre 2018 y 2050 "se proyecta que la India habrá añadido 416 millones de residentes en áreas urbanas; China, 255 millones, y Nigeria, 189 millones", desgrana el informe "Revisión a 2018 de las Perspectivas de Urbanización Mundial".

Wilmoth señaló que mientras en 1990 había en 10 "megaciudades" en el mundo -núcleos con más de 10 millones de habitantes-, hoy su número asciende a 33, y que han pasado de acoger a un 7 % de la población mundial a un 13 %, tendencia que continuará en el futuro.

"Tokio sigue siendo la ciudad más poblada del mundo, con 37 millones de habitantes, pero se prevé que Nueva Delhi la sobrepase como la mayor aglomeración en torno al año 2028", la misma época en que la ONU calcula que la India relevará a China como país más poblado.

Para 2030 la ONU cree que habrá un total de 43 "megaciudades", muchas en países en desarrollo, aunque sostiene que algunos núcleos urbanos de crecimiento acelerado tienen menos de un millón de habitantes, y actualmente casi la mitad de los residentes en áreas urbanas del mundo viven en ciudades con menos de medio millón.

En ese sentido, Wilmoth apuntó que aunque se tiende a prestar atención a la densidad demográfica de ciudades que ya son grandes, una buena "agenda de planificación urbana" debería centrarse en asegurar el desarrollo sostenible de núcleos de todos los tamaños.