Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- Un Tribunal de Roma envió hoy a juicio al exmandatario Silvio Berlusconi y a su amigo y cantante Mariano Apicella bajo la acusación de corrupción de testigos y falso testimonio en uno de los procesos abiertos por el "caso Ruby", apodo de la menor con quien se acusó al político de mantener una relación.

El proceso comenzará el 23 de noviembre de este año en la segunda sección penal del Tribunal de Roma, al que se le indicó la competencia ya que según las investigaciones una parte del pago de Berlusconi a Apicella para que cambiase su declaración se produjo en Roma.

Según la acusación, el líder de Forza Italia y tres veces presidente del Gobierno italiano, pagó hasta 157.000 euros al cantante napolitano durante varios años para que cambiase versión en el proceso "Ruby", apodo de la joven marroquí Karima el Mahroug, alias Ruby, con quien el político mantuvo relaciones sexuales cuando ella era menor de edad, lo que le valió un juicio por prostitución infantil y abuso de poder, aunque finalmente fue absuelto al afirmarse que desconocía la edad de la joven.

En este juicio, Berlusconi se sentará en el banquillo por haber sobornado a Apicella, quien participaba como cantante en sus fiestas con chicas, y responderá de falso testimonio.

Berlusconi ya había sido enviado al juicio principal que se celebra en Milán bajo la acusación de haber pagado cerca de 10 millones de euros en sumas que rondaban los 2.000 y 3.000 euros a varias chicas que participaron en sus fiestas, conocidas como "Bunga Bunga" para que prestasen falso testimonio, según la Fiscalía

Además tiene otro juicio pendiente por el mismo motivo en Siena (centro-norte de Italia), donde supuestamente Berlusconi sobornó al pianista Danilo Mariani, que participaba en sus fiestas, para comprar su testimonio.

Y también tiene otro proceso abierto en Turín por el soborno a la exenfermera, Roberta Bonasia, otra de las testigos del juicio sobre el caso Ruby.

El juicio por el caso Ruby se desdobló en otros dos procesos: El conocido como juicio "Ruby bis" (segundo) en el que fueron condenados en segundo grado sus colaboradores: el periodista Emilio Fede, el representante de artistas Lele Mora y la política y actriz Nicole Minetti, por inducción a la prostitución y proxenetismo.

Y el "Ruby Ter" (tercero), cuyo expediente principal está en Milán, pero que por competencias fue desglosado y también lo llevan los tribunales de Turín, Pescara, Treviso, Monza y Siena.

El pasado viernes un Tribunal levantó a Berlusconi la inhabilitación a cinco años para ocupar cargos públicos que estaba incluida en la condena por fraude fiscal por la compraventa de derechos de películas en el llamado "caso Mediaset".