Diario Vasco

Sao Paulo, 16 may (EFE).- La estatal Eletrobras, la mayor empresa de energía de Brasil, obtuvo un beneficio neto de 56 millones de reales (unos 15,3 millones de dólares) en el primer trimestre de 2018, lo que supone una caída del 96 % con respecto al mismo periodo del año pasado, informó hoy la compañía.

La empresa, que el Gobierno del presidente Michel Temer ha incluido en su plan de privatizaciones, registró unas ganancias de 1.378 millones de reales (unos 378 millones de dólares) entre enero y marzo de 2017, de acuerdo con su balance de resultados.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) fue de 1.244 millones de reales (unos 341 millones de dólares) en los tres primeros meses del año, un 70 % menos que los 4.190 millones de reales (unos 1.150 millones de dólares) del primer trimestre de 2017.

La facturación operacional neta presentó un descenso del 3 % hasta alcanzar los 8.593 millones de reales (unos 2.357 millones de dólares) en el primer trimestre del año frente al mismo periodo de 2017.

Las inversiones de Eletrobras presentaron una caída del 27 % en la misma comparación hasta totalizar 873 millones de reales (unos 240 millones de dólares).

La compañía generó en el primer trimestre de 2018 un 4 % menos de energía y distribuyó un 7 % menos comparado con el mismo periodo del año pasado.

Eletrobras acumuló en 2017 pérdidas netas por valor de 1.726 millones de reales (unos 473 millones de dólares) frente al beneficio neto de 3.513 millones de reales (unos 963 millones de dólares) de 2016.

El Gobierno de Temer, cuyo mandato termina el próximo 1 de enero de 2019, presentó a principios de año un proyecto de ley que establece las reglas para la privatización de la empresa, que previsiblemente se realizará mediante un aumento de su capital social con la oferta de nuevas acciones en bolsa.

El Ejecutivo aspira a obtener algo más de 12.000 millones de reales (unos 3.300 millones de dólares) con la venta del control de Eletrobras, según afirmó recientemente el ministro de Hacienda, Eduardo Guardia.

La privatización de la compañía energética fue anunciada a mediados del año pasado en el marco de un severo programa de ajustes destinado a acabar con el elevado déficit fiscal.

Eletrobras es el mayor grupo de generación de América Latina, con una capacidad instalada equivalente a un tercio del total del país y líder en transmisión, con cerca de 61.000 kilómetros de líneas.