Diario Vasco

Palma, 16 may (EFECOM).- La presidenta del gobierno balear, Francina Armengol, ha atribuido hoy la ampliación del 50 % al 75 % del descuento para residentes en los vuelos entre las islas y la península a la "estrategia" común de presión al Gobierno desarrollada junto a Canarias, Ceuta y Melilla.

"Ahora -ha agregado Armengol- hay que seguir peleando por un Régimen Especial para Baleares (REB) que contemple estos descuentos", como ha conseguido el archipiélago atlántico en el pacto alcanzado ayer por Nueva Canarias con el PP a cambio de respaldar los presupuestos del Estado de este año.

La presidenta balear ha insistido en que el incremento del descuento aéreo y marítimo en las conexiones con la península es un "éxito" del trabajo de los gobiernos de las islas y de las ciudades autónomas, aunque ha admitido que se ha visto favorecido por el hecho de que el Gobierno del PP necesitase a los diputados canarios para aprobar sus presupuestos.

"Bienvenida sea la coyuntura", ha celebrado la líder socialista balear, que ha agregado: "si no hubiese habido un Gobierno del PP lo habríamos conseguido mucho antes".

Armengol ha considerado "absolutamente de justicia" que desde que se aprueben los presupuestos estatales, previsiblemente a finales de junio, los ciudadanos de Baleares vayan a pagar la mitad de lo que abonan ahora por un billete de barco o avión a la península.

No obstante, este incremento del descuento será plenamente efectivo siempre que las aerolíneas y las navieras no aumenten sus precios, ha recordado y ha apelado a la necesidad de que el Ministerio de Fomento esté "absolutamente vigilante" para evitar abusos.