Diario Vasco

Jerusalén, 16 may (EFE).- El alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, agradeció a Guatemala la "señal de amistad" que supuso hoy la apertura de una embajada guatemalteca en la ciudad, la segunda en abrirse en la urbe tras la inauguración de la estadounidense el lunes.

"Es un gran honor para mí y para el pueblo de Jerusalén y de Israel ver esta señal de amistad, de valores compartidos en consonancia con los EE.UU. Es un honor para la relación entre la gente de Israel, el pueblo judío y la gente de Guatemala", dijo Barkat a Efe.

"En Jerusalén estamos más que felices y honrados, y nos sentimos extremadamente contentos con todo este evento, y por ello en representación de mi gente, se lo agradezco al pueblo de Guatemala", afirmó tras la ceremonia de inauguración, en la que participaron el presidente Jimmy Morales y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

"El hecho de que EE.UU. haya tomado la medida y Guatemala también hace que otros países lo estén reconsiderando. La semana que viene probablemente (lo harán) Paraguay y otros. Esperaremos con paciencia. Creo que existe un interés mutuo para el mundo de abrir sus embajadas aquí porque Israel está preparado para hacer del mundo un lugar mejor", añadió Barkat.

El alcalde aseguró que su país es "un gran compañero" y "un increíble aliado" para aquellos que quieren promover la paz en el mundo si uno se acerca a él de forma pacífica, pero advirtió que también sabe cómo defenderse.

"No existe ningún otro país que quiera más que Israel abrirse y contribuir a crear un mundo mejor, pero por el otro lado, también sabemos cómo defendernos contra la maldad y las amenazas", expresó.

Respecto a la posibilidad de que algún día los palestinos tengan también como capital la parte Este de la ciudad, ocupada desde 1967 y en la que la comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí, Barkat se opuso por completo.

Los palestinos "son bienvenidos a visitar y a abrir una embajada en Jerusalén, hay muchos palestinos viviendo aquí y pueden seguir haciéndolo y les cuidaremos bien, estoy totalmente comprometido a servirles, pero Jerusalén es la capital única y unida del pueblo judío", sentenció.