Diario Vasco

Valencia, 16 may (EFE).- Más de 7.000 aficionados se dieron cita en las gradas de Mestalla para presenciar la sesión de entrenamiento de puertas abiertas programada por el Valencia, la primera de la semana después de tres días de descanso.

En la sesión de entrenamiento el equipo de Marcelino García Toral empezó a preparar el partido del próximo domingo en Mestalla ante el Deportivo de La Coruña en el que no habrá nada en juego, ya que el Valencia será cuarto y el Deportivo ha descendido a Segunda División.

Marcelino dispuso en el entrenamiento de casi toda la plantilla salvo los lesionados y Ferran Torres, que se encuentra concentrado con la selección española sub'19, mientras que el joven defensa Toni Lato trabajó al margen de sus compañeros debido a unos problemas físicos.

Tras este entrenamiento, el conjunto de Marcelino García Toral volverá al trabajo el jueves, viernes y sábado antes de afrontar el encuentro matinal del domingo en Mestalla ante el equipo gallego, en el que no hay en juego más que la voluntad de ganar.

Además de los aficionados, el entrenamiento contó con la presencia del presidente Anil Murthy, así como los consejeros Kim Koh y Juan Cruz Sol, que presenciaron las sesión desde el palco.

El Valencia ya ha efectuado algún entrenamiento con anterioridad de puertas abiertas esta temporada como el programado en la ciudad deportiva de Paterna durante las vacaciones de Semana Santa y también en la última Navidad, aunque entonces el entrenamiento no estuvo dirigido por el técnico, quien convalecía de un accidente de tráfico.

Tras el encuentro de este domingo, la plantilla del Valencia no iniciará sus vacaciones, ya que trabajará hasta final de mes, con la posibilidad de disputar algún encuentro amistoso.