Diario Vasco

Roma, 16 may (EFE).- El líder del Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, advirtió hoy a la Unión Europea (UE) de que si finalmente gobierna Italia junto a la ultraderechista Liga, el país mantendrá "el máximo diálogo" con Bruselas, pero no será "subalterno".

"Puedo entender que el acuerdo" para un posible Ejecutivo en el país entre el M5S y la Liga "pueda asustar a un cierto 'grupo de poder' europeo", ha dicho Di Maio a los medios.

"Con la UE habrá el máximo diálogo pero no seremos subalternos de ningún eurócrata", añadió.

Estas declaraciones se producen un día después de que Di Maio cargara contra las críticas que los dos partidos están recibiendo en los últimos días, unas críticas que dijo que provienen de "cualquier eurócrata que no ha sido votado por nadie".

El M5S y la Liga negocian desde el jueves un posible proyecto político común para Italia, después de que las elecciones generales del 4 de marzo no dieran la mayoría suficiente para gobernar a ningún partido.

Las dos fuerzas tratan de compaginar sus respectivas propuestas electorales, además de acordar el reparto de ministerios y el nombre de la persona que ejercerá de primer ministro.

Tanto Di Maio como el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, se presentaron a candidatos para este cargo por sus respectivos partidos por lo que ahora deben llegar a un entendimiento en esta cuestión y los dos han reconocido que estarían dispuestos a apoyar a una tercera persona si coinciden en todos los demás puntos.

Di Maio reiteró hoy a los medios que si para poner en marcha "un Gobierno" el problema es cualquiera de los dos líderes, ambos están "preparados para quedarse fuera".

Finalmente, explicó que si dirigen el país con la formación ultraderechista una de sus prioridades será reducir la deuda pública, que en marzo "alcanzó un nuevo máximo histórico" al situarse en los 2.302.300 millones de euros, 15.900 millones de euros más en comparación con febrero.