Diario Vasco

Oviedo, 18 abr (EFECOM).- El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Oviedo ha dictado la primera sentencia firme del país que anula una operación de compra de acciones en la última ampliación de capital del Banco Popular, ha informado el abogado Manuel Noval Pato, defensa jurídica de los socios de Acoreo Consumidores Reunidos.

La sentencia, dictada el pasado lunes y contra la que no cabe recurso, anula la compra de 1.963 acciones, equivalentes a 2.453,75 euros, por una mujer que trabajaba en la entidad financiera y que sostuvo que realizó la compra de acciones confiando en la información de solvencia publicada por el propio banco.

Sin embargo, denunciaba que dicha información "no era la real y ello determinó, que en menos de un año, se produjera una espectacular caída del valor de las acciones y la venta del Banco Popular al Banco Santander por un euro, perdiendo finalmente las acciones su valor".

El fallo reconoce que "de haberse dado por la entidad demandada una información fiel, veraz y completa de su situación financiera, puede afirmarse que la actora no habría celebrado el contrato" de compraventa de acciones.

La magistrada entiende que "se trata de un error imputable a la demandada, quien, con sus actuación omisiva de ocultación o de falta de información suficiente y veraz, provocó en la demandante una representación errónea de la situación financiera de la entidad emisora".