Diario Vasco

Estambul, 17 abr (EFE).- El Consejo de Seguridad del Estado de Turquía, un organismo compuesto por el presidente, el primer ministro, altos cargos del Ejecutivo y los máximos mandos militares, ha recomendado hoy prorrogar una vez más el estado de emergencia vigente desde el fallido golpe de Estado de julio de 2016.

El Consejo, que se reunió de forma rutinaria en el palacio presidencial de Ankara, "decidió recomendar al Gobierno la extensión del estado de emergencia", según un breve comunicado, citado por el diario Hürriyet.

La medida es necesaria "para proteger los derechos y libertades de los ciudadanos y el Estado de derecho durante la lucha contra las organizaciones terroristas en todo el país", asevera la nota.

El texto cita tres organizaciones principales, en primer lugar la cofradía del predicador turco exiliado Fethullah Gülen, al que Ankara le achaca el fallido golpe de Estado de 2016, motivo de la instauración del estado de emergencia vigente.

Pero destaca en la misma línea el Estado Islámico (EI) y el complejo de los movimientos guerrilleros kurdos, uniendo en las siglas PKK/YPG-PYD el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), activo en el sureste de Turquía, las milicias kurdas de Siria conocidas como Unidades de Protección Popular (YPG) y el partido asociado a este grupo, Partido de Unión Democrática (PYD).

Desde la asonada en julio de 2016, el estado de emergencia ha sido renovado cada tres meses, por recomendación del Consejo de Seguridad Nacional, refrendada por el Ejecutivo y votada a continuación en el Parlamento, gracias a la mayoría absoluta del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP).

Al amparo de la medida se han expulsado del empleo más de 120.000 funcionarios, en muchos casos confiscándose sus posesiones, mediante decretos gubernamentales que no pueden ser recurridos ante la Justicia.